Las tres grandes modificaciones alimentarias de la era moderna. 3ª parte. Los aceites refinados

29 Sep

aceite

En la Segunda Guerra Mundial por razones de rentabilidad se perfeccionó la extracción en caliente de los aceites. Hoy día se sigue usando el mismo método debido a que se conserva mejor y se le saca más rendimiento.

En la presión en frío sólo se consigue la mitad del aceite, mientras que en caliente (160-200 ºC) obtenemos muchísima más cantidad, mediante disolventes químicos, desodorización (180º), se decolora, se vuelve a colorear, se enriquece artificialmente,…. etc, etc, obtenemos un aceite desnaturalizado que aumenta el colesterol e impide la asimilación del calcio debido a la formación de jabones calcáreos insolubles. Es un producto comercial muy rentable, pero no fisiológico, con cuerpos químicos que el organismo no puede sintetizar, transformando la forma fisiológica cis-cis en cis-trans, perdiendo todas sus propiedades y convirtiéndose en tóxico. Nada que ver con el aceite de primera presión en frió, aceite de oliva virgen (más caro eso si), pero vivo, intacto, con todas sus propiedades y rico en vitamina F (ácidos grasos poliinsaturados).

Por esto, no nos debemos dejar engañar por la publicidad, con los juegos de  palabras de “refinamiento” como algo bueno y fino, sino que debemos cambiar nuestros hábitos alimenticios hacia lo más adecuado para nuestro organismo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: