¿Qué es el disco intervertebral ?

19 Dic

El disco intervertebral es una especie de almohadilla situada entre cada dos vértebras. Está formado por un anillo externo fibroso, formado por cartílagos concéntricos, y por un núcleo interno gelatinoso que es deformable e incomprimible; es algo parecido a una pequeña bolsa o cápsula llena de un líquido viscoso.

Los discos intervertebrales tienen en su periferia terminaciones nerviosas que comunican al cerebro sus fallos o trastornos.

Funcionamiento del disco intervertebral

Cuando se ejerce una presión vertical sobre la columna vertebral, esta presión se transmite de una vértebra a la siguiente a través del disco intervertebral.

Disco Intervertebral

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

 

El núcleo gelatinoso tiene la misión de repartir las fuerzas en todas las direcciónes. Las fuerzas verticales son absorbidas por las plataformas vertebrales. Las fuerzas horizontales y las oblicuas se transmiten a las fibras elásticas del anillo fibroso, que las absorben deformándose progresivamente.

Debido a su situación en la parte más baja de la columna vertebral, los discos intervertebrales correspondientes a las vértebras lumbares, son los que más sufren, ya que deben soportar todo el peso de la columna y del tronco, permanentemente.

Las repeticiones de movimientos que imponen al disco esfuerzos anormales (flexiones de gran amplitud, rotaciones, etc.) conduce antes o después a un deterioro progresivo del disco intervertebral. Las fibras elásticas del anillo fibroso, en particular, tienden a dar de sí e incluso a romperse.

Al enderezar el cuerpo después de una flexión, una parte del núcleo puede quedar atrapada en esas fibras deterioradas. Los nervios sensitivos de la periferia del disco, irritados, provocan entonces un dolor violento que desencadena, por reflejo, un bloqueo de los músculos en posición de semi-flexión. Éste es el mecanismo del lumbago, tan frecuente hoy en día.

Coger carga NO

Coger carga SI

Accidentes discales más frecuentes

Los dolores de espalda son más a menudo dolores de los discos intervertebrales que dolores de las vértebras. Existen dos discos intervertebrales que se desgastan más fácilmente que los demás y son: el que separa las dos últimas vértebras lumbares (L4 y L5), y el disco que separa la última vértebra (L5) y el sacro.

Estos dos discos participan en todos los movimientos que suponen un trabajo para la columna vertebral y para la pelvis.

La mayor parte de los dolores que calificamos como reumáticos y que aparecen a nivel de los riñones, son el resultado del deterioro de estos discos intervertebrales.

Cuando nos inclinamos hacia adelante las vértebras se acercan por su parte delantera y se separan por su parte posterior.

El núcleo del disco intervertebral que las separa, tiene una tendencia a verse desplazado hacia atrás. Si el anillo fibroso que circunda al núcleo no se encuentra en estado satisfactorio y si tiene alguna fisura o grieta, puede presentarse el accidente discal, como:

Lumbago (todavía el núcleo pulposo no toca la raíz nerviosa).

Lumbago

Ciática(el núcleo pulposo toca el nervio ciático).

Ciática

Hérnia Discal (el disco se ha roto y parte del contenido del núcleo pulposo  ha salido de forma permanente). Si toca algún nervio, deberá de operarse, para eliminar la parte que roza el nervio.

Hernia Discal

Las deformaciones permanentes de la columna vertebral

Las deformaciones permanentes de la columna vertebral tienen orígenes diversos: malformaciones congénitas, desarrollo defectuoso o adopción frecuente y prolongada de malas posturas y actitudes corporales.

Las deformaciones permanentes más frecuentes son:

Escoliosis: vista de frente la columna no es rectilínea, sino que presenta tres curvaturas para equilibrarse.

Cifosis y Lordosis: son acentuaciones de las curvaturas naturales.

Estas deformaciones aumentan el riesgo de accidente por pinzamiento de los discos intervertebrales.

En una columna deformada es sólo una parte de la vértebra la que transmite las cargas, lo que supone un esfuerzo extraordinario del hueso en esa zona, que provoca el crecimiento de excrecencias.

El mantenimiento prolongado de malas posturas, así como el porte de cargas de forma inadecuada con cierta frecuencia, pueden producir desviaciones permanentes de la columna vertebral.

Deformaciones

Por qué duele la espalda

 Causas

Las causas de un dolor de espalda son muchas y muy variadas. El dolor de espalda puede provenir de una ligera deficiencia de nacimiento, de una deformación o desviación permanente de la columna vertebral (por ejemplo de una escoliosis), de una musculatura deficiente o demasiado débil para sostenernos correctamente.

Ante un dolor de espalda puede sospecharse de la existencia de una lesión de tipo muscular, una inflamación, una irritación o la infección de una vértebra. También puede achacarse a un reumatismo inflamatorio, es decir, una artritis o a un reumatismo degenerativo, es decir, una artrosis.

Por su parte, la obesidad predispone al dolor de espalda, ya que la columna vertebral, al tener que soportar el exceso de peso, sufre lo mismo que si se le cargara con un saco. El exceso de peso produce un aplastamiento de las vértebras y de los discos y proyecta el vientre hacia adelante , modificando nuestro centro de gravedad, y por consiguiente dando más trabajo a los músculos de la espalda.

Asimismo la edad comporta frecuentemente un dolor de espalda. El envejecimiento de las vértebras conlleva una pérdida de minerales, los ligamentos sufren de esclerosis (endurecimiento) y los discos intervertebrales se deshidratan.

El envejecimiento del disco comienza, para la mayor parte de las personas, alrededor de los 25 años y se traduce en una disminución de su elasticidad y de su contenido en agua (deshidratación). El núcleo se hace granuloso y se despega de las plataformas vertebrales. Las fibras del anillo pierden elasticidad y aparecen fisuras o grietas.

Grietas

Muchos dolores de espalda se producen al realizar movimientos repetitivos o posturas prolongadas de diferentes oficios (mecanógrafa, costurera, dibujante, conductor, …etc), suelen sufrir de los hombros y lumbares.

Nerviso sensitivos

El dolor es una llamada de atención que debemos tener en cuenta y poner solución, para evitar males mayores, como lesiones permanentes en los discos o deformación de la columna.

Anuncios

Una respuesta to “¿Qué es el disco intervertebral ?”

Trackbacks/Pingbacks

  1. Conoce tus Discos Intervertebrales a Través de 4 Imágenes | Why not Pilates? - 1 agosto, 2014

    […] puedes leer de manera más extensa en este artículo de “El osteópata en […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: